miércoles, 30 de julio de 2008

Fue quizás la niña más famosa del Cine y la Televisión de habla hispana. Sus películas se vieron desde Europa a Latinoámerica, y desde Angola a Japón o Sudáfrica, donde hacía furor con sus visitas. Con sus ojos azules, mirada chispeante y sonrisa pícara cautivó a pequeños y mayores. Todas las niñas cantaban sus canciones y querían ser como ella, todos los padres, que fuera su hija, y la industria convirtió su inspiradora presencia en álbumes de cromos, postales, vinilos, y hasta una muñeca. Pero a finales de los setenta, harta de la popularidad sin límites y del peso que significa ser niña prodigio, Pepa Flores borró a Marisol, y finalmente, a mediados de los ochenta, se refugió en el anonimato.

6 comentarios:

Outsider dijo...

Cuando te documentas lo haces bien, tengo una conocida en alemania a la que le gustaría este post, lástima que no pueda hacerselo llegar ahora pero cuando pueda lo hago.

leticia dijo...

Gracias, eso me alienta a seguir con la certeza que hago bien mi tarea.

Javier Caballero dijo...

Gracias Tilie, todo un detallazo. Últimamente no me conecto tan asiduamente como hasta la fecha, mis compromisos familiares ahora que en España estamos en verano, me ocupan el tiempo que necesito para mi entretenimiento favorito. Además, el próximo día 8 marcho de vacaciones y donde voy no se si tendré la suerte de disponer de wi-fi libre.

De todas formas, si eso ocurriese , cuando vuelva haré los deberes y recuperaré todos los post que publiquéis.

Un abrazo, voy a continuar disfrutando de los videos de Marisol que has subido.

Tilie dijo...

Gracias Javi. Espero que disfrutes mucho tu tiempo de vacaciones. Nos veremos a tu regreso. Besos.

Bruma dijo...

Vaya, joder, llego tarde, Leticia. Hacía días que no me pasaba por aquí y me encuentro con un montón de cosas con las que sobre todo he crecido. Marisol fue sin duda la niña e incluso la mujer que muchas quisimos ser. Siempre admiré esa forma de apartarse de la farándula para vivir una vida en el anonimato, justo todo lo contrario a lo que aspiran muchos indeseables que tenemos que aguantar ahora en nuestras televisiones.

Gracias enormes por tu dedicatoria. Besazos.

Tilie dijo...

Por nada, Bruma. Me pareció apropiado dedicarles esta entrada, más allá de que pudiera gustarles o no, ya que considero a Marisol, como mucho más que aquel personaje que crearon, como la gran persona madura e íntegra que es digna de representar a los hijos de esa tierra tan querida por mí, y desde ya, por ustedes. En esencia, como a ella le gustaría ser recordada.