lunes, 8 de septiembre de 2008

Estoy triste, y cuando eso sucede, suelo refugiarme en la música que me acompañó en mi niñez y adolescencia. Aquí van tres de los cantantes que me gustaban. El último de ellos, es quién más me ha movilizado siempre.

JAMES TAYLOR - Don't let me be lonely tonight


LEON RUSSELL - This masquerade


JOE COCKER - St. James Infirmary

4 comentarios:

Outsider dijo...

Me ha llamado poderosamente el último video ya que aún está caliente desde que lo hicieron... 25 de agosto...

Despues de haber derrochado optimismo intentando animar a propios y ajenos, ahora resulta que no te guardaste un poco para tí... pues si pudiera te entregaría un poco de ese ánimo que me diste porque prefiero que puedas seguir animandome... y me mantendré triste esperando a que te encuentres animada para volver a sentir tu apoyo.

De todos modos... no se que es lo que tienen las canciones tristes... que de alguna manera nos hacen olvidar la tristeza a golpe de tristeza... ¿será cierto eso que dicen que un clavo saca otro clavo?

leticia dijo...

No sé cuál es la magia. Sólo sé que me encuentre triste o contenta, amo esas canciones tristes.
En cuanto a tus palabras y tu expresión de deseo, me han estimulado. Muchas gracias Outsider.
Supongo que me repondré pronto. Soy buena para eso.
Un beso.

Bruma dijo...

Hay que pasar el mal rato, Leticia. Eso no se puede evitar. Todo necesita su tiempo. Pero no te olvides de que estamos aquí a tu lado. Hoy me acordé de ti cuando en la playa se me acercó el italiano. Pensé: este seguro que también le gustaba a Leticia.

Muchos besos y mucho ánimo, Tilie.

TILIE dijo...

Me alegra saber que por fin estás disfrutando de esas vacaciones! Y veo que te queda un ratito para nosotros.
En cuánto al italiano, gracias por acordarte. No sé, pretendo internacionalizarme, pero tal vez no tenga que ir tan lejos.
Besos y a disfrutar!