sábado, 1 de noviembre de 2008

En mi paseo diario por distintos blogs que andan dando vueltas por ahí, he notado un profundo y arraigado desprecio por algunos integrantes de la raza humana. He leído con que facilidad se denomina "puta" a una mujer o "cerdo" a un hombre, sólo porque sus formas de vida o sus pensamientos no concuerdan con los de la persona que los califica. Considerando que la comunidad blogger representa un gran porcentaje de la población humana mundial, entiendo por qué existe tanta discriminación y maltrato en el mundo.
Otros sitios dónde se pierde toda delicadeza y respeto son algunos foros, dónde el insulto es el alimento diario.
Y el tercer y más importante sitio de discriminación, y que por desgracia es sumamente popular, ya que llega a casi todos los rincones del planeta, es la televisión.
De todas las formas existentes, las discriminaciones más comunes son la xenofobia y las que se refieren a los aspectos sexual, físico y cultural de la/las personas.
La música que elegí hoy es para reivindicar a la "fealdad".

LOQUILLO Y LOS TROGLODITAS - Que se mueran los feos



TITA MERELLO - Se dice de mí

10 comentarios:

Padme dijo...

me voy a dar por aludida, ya que yo he sido una de las que han puesto post relacionados con estos temas últimamente. si te parece que hay que hacer esa reflexión podías hacerla allí donde se hablan de estas cosas, pero te diré que discriminación y maltrato es el que esta personas a las que hemos llamado putas y cerdos propinan al resto de la humanidad al tratarlos como basuras humanas. la una buscando a un millonario como si los tios no fueran más que una fábrica de petrodólares, y el otro tratando a las mujeres como simple elemento donde descargar su agrio semen.

me he qedao más agusto que tres.hala, ciao.

Outsider dijo...

No voy a entrar en el tema de las putas y los cerdos... sin embargo me ha llamado la atención la reivindicación a la fealdad. Creo que habría dos tipos de feos... aquellos que lo son para el resto y los que lo son para sí mismos. Los segundos son victimas de la sociedad que les ha enseñado a creer que son feos y se lo han creido. Existen tratamientos contra la anorexia, pero no se crearon contra la fealdad, quizás porque en realidad cuando casi todo el mundo padece la misma enfermedad esta no lo parece. Pero si lo analizamos bien, la fealdad no es tan distinta de la anorexia o la bulimia, la diferencia estriba en que no se deja de comer por sentirse feo, aunque sin embargo hay muchos extremos a los que se puede llegar por sentirse feo. En cualquier caso, la cura de la fealdad no estriba en cambiar la impresión que otros tienen sobre uno mismo, a fin de cuentas son otros enfermos de lo mismo, la cura está solo en darse cuenta de que no existe tal cosa como ser feo.

leticia dijo...

Padme, lamento que te sientas tan tocada, pero quiero recordarte que no sólo existe tu blog. Si bien es cierto que te incluyo dentro del grupo al que hago referencia (y no sólo por el post que mencionaste), observo lo mismo "a diario", en "muchos" blogs, algunos que venía visitando con frecuencia, y otros a los que entro de forma casual. Desde hace un tiempo he tomado la determinación de no entrar en polémicas (por una cuestión de preservación de la salud, la cuál cuido para mi nieto). Pero así como los demás escriben lo que le viene en ganas en sus blogs, yo hago en el mío, lo que quiero.
De todas formas, y si a modo de terapia, te sirvió para repartir palos, me alegro mucho por vos, y considero más que cumplida mi buena acción del día.


Outsider, como siempre muy analítico tu comentario. Tenés razón en todo, es sólo que los sentimientos no se razonan. De todas formas ya había yo expresado en tu blog, que la belleza era subjetiva, por ende, la fealdad también.
Besito.

Padme dijo...

siempre haces lo mismo, leticia. tiras la piedra y escondes la mano. para no querer entrar en polémicas atacas lo suficiente como para provocar las reacciones de los demás y cuando te toca el turno entonces no quieres polémicas. en fin, ya lo conozco.

no practico ningún tipo de terapia con el blog ni me dedico a repartir palos. digo simplemente lo que siento, lo que pienso y lo que veo. evidentemente no espero que los demás sientan, piensen o vean lo mismo que yo pero si tengo que decirles algo, voy y se lo digo directamente como he hecho contigo. si tu piensas que las dos "señoras" a las que yo he criticado en mi blog y el "señor" del anuncio son ejemplos a seguir es que estamos muy pero que muy mal. yo preferiría que no existiera gente así, la verdad. y te puedo asegurar que tengo una mente de lo más abierta, así que simplemente critico pero no discrimino. me parecen nada más que una triste realidad.

Padme dijo...

no voy a entrar más a comentar nada sobre el tema ya que un día te pedí que no trajeras malos rollos a mi blog así que no quiero ser yo la que los traiga al tuyo.

solo te diré que los aspectos físicos, culturales, sexuales, la raza, la religión, el idioma y cualquier otra cosa que nos diferencia a unos de otros me importa un pimiento en la gente y que lo único que trato de reivindicar no es la "fealdad" como haces tú, sino la "belleza del interior", algo que te puede resultar muy chorra pero que consigue que podamos vivir en un mundo mejor, cosa que con impresentables es totalmente inútil. lo demás, es totalmente accesorio.

leticia dijo...

Parece que no te queda claro que el ataque no fue hacia vos en exclusividad. No sos la única persona que leo, aunque me gustan muchas de las cosas que escribís (estoy escondiendo la mano, según vos). Lo lamento, es así: hay cosas que me gustan y otras que no.
Te decía que no tenés la exclusividad. El tema es que vos siempre te sentís atacada como si el mundo entero estuviese contra vos, por eso reaccionás.
Hace un tiempo me dijiste que no querías rollos en tu nuevo blog, que si quería decirte algo lo hiciera por correo. Y así lo hice, pero no respondiste, por eso me llamé a silencio. Ahora resulta que no puedo hacer mis posts a mi gusto, porque si menciono algún asunto que te toque de alguna manera, vas a venir a hacer rollo vos aquí.
No te voy a convencer de nada, ni me interesa hacerlo ya. Y no estoy defendiendo estilos de vida que a mí tampoco me gustan. Pero no por eso voy a encasillar ni calificar a nadie, eso lo tengo bien claro.
Y si, es verdad, no me gustan las polémicas cuando su desarrollo implica violencia verbal o escrita. Lo que a vos te parece "esconder la mano", a mí sólo me suena a "discreción".

Ah!, no te voy a dedicar una canción por borrarme.

leticia dijo...

Hcéme ese favor, ¿si?, no comentes más nada. Gracias.

Padme dijo...

Yo no he recibido ningun correo tuyo, leticia. No es que no te haya querido contestar eso que quede claro. Me gusten las cosas o no, contesto a todo el mundo y si enviaste uno, desde luego no fue a mi.

Yo te he contestado por la parte que me toca ya imagino que no tengo la exclusividad de nada, bastaría más. Tranquila que no vuelvo a comentar. Solo quería aclararte lo del correo para que no haya malentendidos.

leticia dijo...

Vale, era una posibilidad, pero ante la duda, preferí callar.

Padme dijo...

pues tu misma.