jueves, 18 de diciembre de 2008

Aquí estoy mi amigo, porque cuando hago algo y la gente no logra comprenderlo, amerita que lo explique. Antes que nada quisiera decirte que me "place" recibir tus buenos deseos y guardarlos en lo más profundo de mi corazón, porque yo te he tomado mucho cariño, al igual que a los demás (todos los demás).
Te noté un tanto enojado, o por lo menos contrariado con mi actitud sobre sacar la posibilidad de los comentarios. Lo entiendo, porque fue lo mismo que me pasó a mí con nuestra amiga madrileña, cuando quiso cambiar de..., bueno, de algo. Luego entendería que fue su decisión, y que debí aceptarla como lo hicieron los demás.
Así fue como acepté otras decisiones tomadas por mucha gente, de allá, de acá, de mi nucleo familiar, y hasta la tuya propia, de no contestar los comentarios. También se espaciaron muchísimo las visitas al blog.
Pensé: El hecho de que yo piense o actúe de determinada manera, no significa que los demás deban hacer lo mismo. Nada ni nadie los obliga para conmigo. Entonces, ¿no será que comentar en mi blog, se les volvió un compromiso? ¿Cómo saberlo? Imposible. Por tanto, lo mejor será evitarles el problema. De pronto, me empecé a sentir sola.

¡Ay Gordi! Otra vez cometiendo los mismos errores! Aquéllos que te alejaron de mí. ¡No aprendo!

En definitiva, no estaba deprimida. Estaba enojada, tal vez conmigo misma.
Ah!, otra cosa más: Desde que tengo uso de razón, que vuelvo a lanzar la moneda!
Cariños, y ahí te va este tema

CIELO RAZO Y J.C.BAGLIETTO -
La Vida es una Moneda

2 comentarios:

Javier Caballero dijo...

Buenas Tilie.

Me alegra poder volver a comentar en tú blog. Buena cancion compuesta como no, por Fito Paez.

La vida... merece la pena disfrutarla.

leticia dijo...

Hola Javi. Gracias por tus palabras.
Fito es un "grande", un "grosso".
Besitos.