miércoles, 24 de diciembre de 2008

FELICES NOCHE BUENA Y NAVIDAD
No pertenezco a ninguna religión. Sólo creo en el destino y la participación que tenemos en él. Pero esto no fue siempre así, y todavía hoy estoy pegada a ciertas costumbres. No van a ver en mi casa un pesebre, pero si un gran árbol lleno de adornos. Adoro la Navidad Blanca, la de los cuentos de Andersen, pero dónde vivo, nos agobia el calor para estas fechas. Sin embargo, conservo dentro mío el espíritu navideño, ese que lleva al recogimiento y la reflexión, ya que se trata de un sentimiento, un acto íntimo que no obedece a imposición alguna. Podría decirse que es el mismo sentimiento que experimento varias veces al año, sin que sea 25 de diciembre. Sólo que en estos días se exacerba, tal vez porque miro a mi alrededor, y en lugar de encontrar paz, buena convivencia y cordialidad, encuentro nerviosismo, irritación, locura consumista.
Me pregunto: ¿Cómo vivirán la Navidad aquéllos que no tienen nada? Ni platos extravagantes que servir en sus mesas, ni vistosos paquetes de regalo para poner en sus árboles, ni siquiera árboles. Los que no tienen una casa para adornar, y las únicas luces que conocen son las de los misiles y ráfagas de armas de fuego. Tal vez sean ellos los que en un abrazo se estén trasmitiendo ese verdadero espíritu navideño del que tanto hablamos.

NOA y OTROS ARTISTAS - Imagine


No hay comentarios.: