miércoles, 14 de enero de 2009

De pronto recordé este primer tema de hoy. Era mes de Enero pero del año 75. Tuve la oportunidad, estando en Mar del Plata, de asistir a la presentación en esa ciudad, del último de Sui Generis, "Pequeñas anécdotas sobre las instituciones", originalmente a llamarse "Instituciones", título que obligaron a cambiar. Recuerdo la emoción de haber conseguido una entrada, el teatro lleno, a Charly y Nito sentados en la pizzería dónde yo cenaba con mis padres a la salida del reci.
Pero el recuerdo más emocionante de esa noche fue cuando casi sobre el final, cantaron "Botas locas", tema que junto a "Juan Represión", habían tenido que quitar del LP. Tengo la imagen del teatro entero saltando y cantando, gritando con fuerza, y la cara de furia de los milicos que custodiaban el lugar y a sus concurrentes. Todavía lo peor no había empezado.

SUI GENERIS - Botas locas



SUI GENERIS - Instituciones



SUI GENERIS -
Las increíbles aventuras del señor Tijeras

3 comentarios:

Outsider dijo...

Mi padre viajaba a menudo a Argentina y toda sudamerica durante aquellos tiempos y tu comentario me ha hecho recordar uno de mi padre sobre otro golpe de estado... como si aquello fuera algo habitual en Argentina... buscando he visto que por el parecer era más habitual que menos y que precisamente entre el 73 y el 76 no había dictadura... solo crisis... mucha crisis... la de entonces fue la del petroleo y una de sus victimas fue precisamente Argentina. Ahora entiendo lo que dices de que lo peor estaba por llegar...

leticia dijo...

Si, justamente en el tiempo de este grupo, no tuvimos gobiernos de facto (habíamos tenido anteriormente unos cuantos), pero si nadamos en un mar política y económicamente tumultuoso. Y cuando hablo de lo peor, hablo de la pérdida de la libertad, los derechos y la dignidad humana.

Outsider dijo...

Ya me dí cuenta... supongo que tiene que ser duro vivir así durante tantos años.

Aquí nos fue parecido pero yo he tenido la suerte de nacer cuando terminaba... se lo suficiente para saber que es lo que no quiero que vuelva y he vivido el regreso a la libertad como si nunca la hubiera perdido.