jueves, 19 de marzo de 2009

Ayer recibí la más absurda y cruel humillación de toda mi vida. Lo peor, de parte de quién menos me lo esperaba. Es que ya tengo 52..., debo dejar de creer en los cuentos de hadas.

6 comentarios:

mariajose dijo...

hay gente con las que te creas unas expectativas, que luego resulta y te das cuenta que no es como tu pensabas.
a mi me ha pasado alguna que otra vez,
a veces eres tan buena gente y vas con tan buenas intenciones que no ves la maldad en los demás.
pienso que estas buscando algo o alguien en donde apoyarte por la situación que estas pasando ¡y es lo que deberías hacer!
pero hay veces que nos equivocamos y sobre todo con las personas es muy facil equivocarse.
si necesitas algo aquí estoy, cuenta conmigo
un besote

leticia dijo...

Gracias. Un besote para vos.

Javier Caballero dijo...

Ánimo y mi apoyo incondicional. A mi se me da muy mal ayudar, siempre meto la pata pero, sabes que también puedes contar conmigo.

Outsider dijo...

Los cuentos de hadas no son malos, mientras vivimos en uno estamos vivos... y cuando se acaba solo debemos cerrar el libro y abrir el siguiente. El amargo o dulce recuerdo del final del anterior libro puede hacer que tardemos algo más en cogerle el gusto al siguiente libro... pero leer... aunque solo sean cuentos de hadas... es lo que nos hace creer que seguimos vivos.

Si ya tienes 52 podrás recordar muchos libros, y seguro que recuerdas que al acabar alguno de ellos, más de uno acabó resultando ser el mejor o el peor de los que habías leido... siempre hay un libro mejor que el mejor que se leyó... y uno peor que el peor...

Cierra el libro... y sigue leyendo.

Por cierto... la palabra que debo rellenar para publicar este mensaje es "razona"... se que te gustan las casualidades porque no las consideras como tales... así que aplicate el cuento.

leticia dijo...

Gracias chicos, son incondicionales!!! Me da gusto que el Universo haya cruzado nuestros destinos. Es un placer contarlos como mis amigos, al igual que a mi muchachita, la mariajose.
Igual, este libro ya lleva varios tomos, y espero que habrá más. Pero me gustaría leer algún día, el que aún no se ha escrito.

Los quieroooo!!!

Tilie dijo...

Igual nobleza obliga, y debo aclarar que me fueron presentadas las correspondientes disculpas, en tiempo y forma.