viernes, 13 de marzo de 2009

Como les decía a mis amigos, estos días estoy un poco nostálgica. Tal vez sea por transitar este mes de marzo y aproximarme al de abril, en el cuál, hace cinco años ya, el flaco, mi compañero por 20 años, desaparecía definitivamente de mi vida. No es que uno necesite una fecha para recordar a alguien. Es sólo que, el clima, los olores, el cambio de la luz solar, de una determinada época del año, traen los recuerdos en forma espontánea, sin que uno pueda evitarlo.
Este video contiene la música y las escenas de la peli preferida del flaco. Y la voz que la interpreta, es una de las tantas que alguien me regaló, además de su compañía, su contención, y ese abrazo que me ofreció en aquel momento, y que hoy añoro.


6 comentarios:

Outsider dijo...

Ahora entiendo muchos de tus comentarios... y creo saber porque te centras tanto en la relajación y la meditación... yo creo que es precisamente porque no estás ni relajada ni centrada... ánimo y vive tu vida que para los cuatro ratos que lo hacemos, más vale que lo hagamos de algún modo que alguien nos pueda recordar felices cuando no estemos.

Javier Caballero dijo...

Desde aquí te envio un abrazo... todos estamos én algún momento nostalgicos a pesar de que la nostalgia se convierta a veces en tristeza.

leticia dijo...

Estoy bien, aunque me gustaría estar mejor. Fui feliz durante 20 años. Y también lo fui durante los últimos cinco-1. Pero la lástima es que sólo yo lo fui. Tengo una carencia, y es la de no hacer feliz a nadie.
Gracias por vuestros deseos y apoyo.

mariajose dijo...

ultimamente estoy desconectada de los blogs, y hoy he decidido darme una vueltecita y me he encontrado con tu post, siento no haber estado antes para darte un poquito de animo, bueno pues ahora te los doy, mucha suerte y que seas uy feliz, y animo que tu eres muy fuerte.
un beso

Paco Guerrero dijo...

a quien se quiere nunca muere.
el flaco esta hay contigo,siempre a estado y siempre estara.
un abrazo enorme.

pd.me encanta dulce pontes.

leticia dijo...

Mariajose, estoy bien, no te preocupes. Es bueno sentir nostalgias de vez en cuando.

Paco, el flaco fue muy importante en mi vida, aunque ya hacía 5 años que nos habíamos separado y casi 3,que nos habíamos divorciado. Igualmente estuve a su lado en esos meses trágicos, como él lo hubiera estado en los míos. Siempre fuimos muy buenos compañeros, antes, durante y después de nuestro matrimonio. Hace ya 5 años que murió, pero creo que la presencia de mi nieto ha exacerbado su recuerdo. Pienso en lo que habría disfrutado de ese niño, y eso me causa pena.
La contención llegó de parte de quién ya se había convertido en el segundo gran hombre de mi vida.
Claro que quise mucho al flaco, y claro que siempre estará vivo en mi recuerdo.

Gracias a todos.