jueves, 14 de mayo de 2009

"♪... No es que no vuelva porque me he olvidado... ♫♪♫"
En este ratito me siento mejor, pero ya me voy de vuelta a la cama. El día de mi cumple me sentí particularmente muy contenta, todo el día. Me agradaba mi post, me encantaron los saludos, trabajé poco, mi jefe me llevó a almorzar, tuve sesión con la sicóloga (y por primera vez no se me saltó ni una lágrima), fui a mis cursos de photoshop y de francés, y en ambos me cantaron y saludaron, me llamaron mis hijas y recibí varios mensajes.
Llegué casi a las once de la noche a mi casa, me preparé algo de comer y me senté en la compu. En un ratito nomás toda la historia de mi día cambiaría. Un pico de presión, y la alegría de las anteriores horas, pasaría a convertirse en miedo. Asistencia médica, inyectable, sedante, y mi hija Ana durmiendo en casa.
El susto pasó (por ahora), voy recuperándome de a poco; pero me queda esa preocupación de la sorpresa, del pensar que a veces, uno no hace a tiempo de despedirse.

Esto si que es una verdadera joya en la videografía nacional.

3 comentarios:

Outsider dijo...

¿No te dijo nadie que las tristezas se compensan con alegrías y no al revés?

A ver si vas a tener que ser la afortunada a la que no le toca la lotería porque sería malo para su salud...

mariajose dijo...

bueno igual después de un día de tanto estrés el cuerpo se resiente.

outsider siempre tienes un comentario que me hace reir jejeje

tilie, siempre recuerda el día que has pasado ta feliz, y date cuenta que puedes pasar muchos días así (si tu quieres)
cuídate mucho
un beso

leticia dijo...

Gracias chicos por la intención de los comentarios. Sé que es así, pero no lo manejo a nivel consciente.
Hoy hablaba con mis hijas, que es lo que mi subconciente siempre cree: Qué no me merezco ser feliz, qué no es lo mío, y que cuando lo logro, algo me tiene que pasar. Algo así como un "autoboicot" (no sé si está bien escrito).

Besotes.