sábado, 16 de mayo de 2009

Hoy no hay Raphael. Hoy quiero dedicar esta selección de zambas a mi amigo "outsider", quién está en un momento de cambios, y como todos sabemos, eso no es fácil.
Cómo te llamó la atención el término, aunque supongo que ya lo habrás buscado, ahí te va el significado:
La zamba es un género musical bailable del folclore de Argentina y Uruguay, y de la zona de Tarija y Santa Cruz, al este de Bolivia. Ha sido propuesta como danza nacional de la Argentina.
Su denominación como "zamba" se refiere al término colonial que se aplicaba a las mestizas descendientes de indio y negra (o viceversa). La danza esta diseñada para seducir a las zambas, y de allí su nombre, tanto en el Perú como en la Argentina.
En Argentina, la Zamba es la expresión del romance de la pareja. Es el símbolo de la dulzura, la mansedumbre del amor sublime, cariñoso, sensible. Es un episodio de la vida. El de una pareja que, con correspondencia o no, vive un romance pleno de sentimientos y afecto. De lo contrario no podrían haberse comprometido o conjurado a la bondad de danzar el tema invariable del afecto y la ternura. Siempre fue la danza preferida por los tradicionalistas y por las clases populares mientras se mantuvo en boga en sus ambientes naturales.
Espero las disfrutes.









6 comentarios:

Outsider dijo...

Creía que iba a ser el de Lito Vitale, pero no, el que más me gustó fue el de Luciano Pereyra, si eran canciones para enamorar, lo son para enamorar de pura tristeza...

Esculapio Hijo del Sol dijo...

Hola gracias por visitar mi blog,en los cambios se sufre mucho pero de recompensa a los mismos se gana nuevos horizontes y sabiduría,muy buenos tus post,que tengas un hermoso día.Roxana Miriam González de la Ciudad de Rosario

leticia dijo...

Outsider, cuando yo termino los posts, inmediatamente los abro para observarlos como los observaría un visitante, y escucho toda la música. Anoche me di cuenta que la más linda era esa, pero es cómo digo siempre: la interpretación vale, y Luciano tiene esa voz tan especial que enamora. La letra, impresionante.
En general, la zamba tiene ese dejo de tristeza, sin embargo, si prestás atención, conlleva siempre a una pequeña esperanza. Siempre hay una posibilidad a futuro.

Roxana, hacía mucho que no nos conectábamos. Agradezco tus palabras..., todas. Y por supuesto, me alegro que te gusten los posts.

Besos a repartir.

Cris dijo...

Como a veces estoy podrida de tanto cow- boy y rodeos, te juro que cuando escuche a Luciano me dieron ganas de levantar el panuelito, agarrarme la poyerita y empezar a disfrutar de ese viejo, elegante y sensual revoleo, que ya casi tenia olvidado. Pero como la zamba es para compartir, pues en fin, que me sente de vuelta en la compu y te escribi estos versos ...(bueno, tampoco son ni versos, pero pa' que tengas una idea...ja.ja,ja)

leticia dijo...

Realmente una zamba muy bonita, en este caso también, muy bien interpretada. Me alegro que te hayas librado por un rato de tanto "oeste". Anque si lo pensamos bien, si conservamos el campo y el caballo, reemplazamos el sombrero, en lugar de los pantalones ponemos unas bombachas, cambiamos las botas labradas por las arrugadas, y les tapamos la boca..., es casi como estar en casa!

Cris dijo...

Tenes razon! Al fin y al cabo los dos son folklore!