jueves, 23 de julio de 2009

Fue la primera peli que vi de Tom Hanks, quién pronto se convertiría en mi actor favorito de los últimos años, como en otra época, lo fuera Dustin Hoffman.
Era un día tan frío como el de hoy, en New York y estrenábamos tv. Lo estábamos probando y justo empezaba una peli. Dejamos, a ver que onda. Confieso que cuando empezó nos desilusionamos un poco pensando que era para niños. Todavía hoy, considero que es una de las mejores películas que vi, con un bello mensaje para aquéllos que se han olvidado de conservar algo de niños, y una sencilla explicación de por qué no es conveniente serlo totalmente, el resto de la vida.
Aquí va una escena muy particular, que seguramente ha quedado en la memoria de todos cuántos han visto Big.



El mismo piano, show incluido, en la juguetería, al alcance de todos.

6 comentarios:

Javier Caballero dijo...

Sin duda una película encantadora. Tom también es uno de los actores favoritos de mi ranking particular, Forrest Gump es el film que mas me gusta de él.

Te dejo que voy a ver si solicito un deseo y se me concede volver a tener 14 años. XD

leticia dijo...

De hecho, es el deseo de muchos. Recuerdo que en EE.UU. la cadena británica de jugueterías Toys'R'Us, con un jingle que simplemente repetía ♪♫..."yo no quiero ser grande, yono quiero"...♫

Javier.S.H dijo...

Una película preciosa de la que como dices, se guardan gratos recuerdos. La he visto unas cuantas veces y siempre me encantó. Gracias por tu mensaje.

leticia dijo...

Gracias a vos, por tu preocupación.

mariajose dijo...

a mi me fascinó la película, aunque yo si era una niña pequeña, es uno de esos gratos recuerdos de mi infancia... la ví como un millón de veces.
un beso fuerte

leticia dijo...

Si, mis hijas también eran pequeñas, pero la disfrutaron mucho. Todos en casa, la hemos visto infinidad de veces..., y la seguiremos viendo, jajaja.
Besitos