domingo, 23 de agosto de 2009

EL FINAL...
Cuando abrí este blog lo hice movida por la necesidad imperiosa de expresar mis sentimientos ante lo que me estaba pasando. Sufría, y necesitaba exteriorizarlo, hablar de ello hasta agotar el tema. Y asi fue que el blog, salvo algunas excepciones, se transformó en una especie de diario íntimo.
Lloré, grité, rogué... Conseguí, reincidí, volví a golpearme...
Me levanté, seguí, y finalmente, como ya conté, rendí mi gran examen. Aprobé, e incluso trataron de arruinarme el festejo, pero sólo consiguieron hacerme más fuerte, y a partir de allí comenzó a gestarse el último cambio.
Fue cuando subí el post sobre el cigarrillo, que mi espíritu se iluminó y recordé mis propias palabras dichas tres años atrás, en una simple charla por sms: "si pude dejar de fumar, puedo lograr cualquier cosa". Acepté entonces que este había sido otro aprendizaje en esta vida. Como el dejar de fumar, había requerido de tiempo y varios intentos fallidos. Pero allí se erigía ante mí, el resultado.

Quiero dar por terminada esta historia, y es por eso que se hace imprescindible no continuar con este blog, ya que el mismo me sigue ligando al pasado. Uno de los visitantes más asiduos pertenece a ese pasado, y cuando algo que escribo le molesta, me lo hace saber, dando inicio a una guerra de mails que hoy, no tiene ningún sentido para mí. Caer en su juego sólo alimenta su ego un poco más, y a mí, no me aporta nada.
Por otra parte, hoy mi hija y mi nieto se mudan a vivir conmigo un tiempo, y quiero estar menos en la compu y dedicarles más tiempo, como ellos se merecen.
También empiezo mi segundo módulo del curso de francés y supongo que se pondrá más difícil. Además, me viene rondando la idea de participar en un taller literario; siempre me gustó escribir y creo que no lo hago tan mal.
Tengo un par de temitas de salud a los que también les quiero dedicar más atención. Creo que son motivos suficientes para dejar el blog. Igual continuaré con Mi música, al que no estoy prestando la atención suficiente.
En este tiempo que llevo de VIDEORECUERDOS, conocí a mucha gente linda. Con algunos no tuve mayor afinidad. Otros me acompañaron hasta hoy y los considero mis amigos. Pero todos, desde el principio, me hicieron sentir acompañada y me brindaron apoyo en los momentos más tortuosos de esta travesía. A todos ellos, mi agradecimiento sincero: Javier Caballero, Carlos (Outsider), Bruma o Padme (o como quieras llamarte) Jordi, Mariajosé, Javier S.H, Francisco, Cris, Carlos Betanbol, Liliana G, Roxana..., y algunos otros que esporádicamente comentaron algún post. Seguiré visitando y comentando sus blogs.
Para todos un gran beso.



Justamente el día que celebré el dejar de fumar y tomé esta decisión, comenzaba lo que los Mayas llaman ONDA ENCANTADA DE LA MANO AZUL (la mano sanadora).
Les dejo de regalo algo muy hermoso, si saben aprovecharlo:

LA ONDA ENCANTADA DE LA MANO AZUL
En la perfecta sincronía del tiempo Maya, corresponde desde hoy la Onda Encantada de la Mano Azul, ella nos regala un gesto amplio de infinito, que viene desde el universo, el que como un ofrecimiento generoso, se extiende ante cada uno de nosotros, para que emprendamos una obra, una artesanía celeste que brote de la capacidad propia de hacer, de producir, de realizar una obra. Será un buen tiempo, entonces, para fabricar con las manos una nueva forma, para trabajar con la minuciosidad de los dedos, una creación propia, hace falta reconocerse artífice, reconocerse activo en la creación de uno mismo y de una misma, tal vez haya tendencias a creer que todo bastará con la exigencia de que vengan los regalos por sí mismos, sin mediar nuestra presencia, nuestro esfuerzo, nuestra capacidad de crear algo, tal vez haya tendencias a pensar que aun los dioses están esperando en alguna parte del camino, todo oídos de los ruegos, para darnos las respuestas, los medios o las fibras que permitan entretejer la vida. Tal vez haya tendencias a pensar que lo que pasa es una fuerza que atropella y que decide por sí misma, sin mediar nuestra presencia en cuanto nos sucede y en cuanto nos golpea a veces, es que así no se mira de las obras, la presencia propia, se mira la culpa ajena, se deja en otras manos una obra que al final es nuestra, es mucha la tendencia de pensar que anda alguien por ahí que causa males con la magia negra de sus intenciones, que hay algo por ahí que como a marionetas nos mueve con hilos invisibles o con cadenas de fierro, pesadísimas y negras, parece que de ver así la vida, no queda escapatoria, todo lo que pasa es tan ineludible, no quedan entonces más que los quejidos, los rezongos y lamentos, no queda más que el asumirse solos y sumidos, sometidos a la muerte como si nada más se pudiera, entonces de esa forma, sobra todo lo que podamos hacer, no hace falta ni oponerse ni tomar la decisión de dejarlo. Pero la Mano Azul que desde hoy se viene, está para enseñarnos lo contrario, para hacernos asumir que cada uno de nosotros decide, que cada uno con sus manos se construye a cada rato, que cada uno de nosotros es un ser divino que puede hacer la vida en vez de hallarla hecha, de comprarla o de tener que recibirla tal cual viene, sin más posibilidad de rechazarla y, ¡sin embargo!, se puede, puedes decidir hacerla, o puedes decidir perderla, puedes decidir usar tu mente para decretar luces, días y experiencias nuevas o puedes decretarte sombras, muros y riberas infranqueables que dejan ver la vida al otro lado de la infernal corriente, puedes regalarte a los vestigios del pasado y sucumbir en silencio o con llantos ahogados, o puedes abrir los dedos de tus manos y dejar de aferrar lo que te pesa y que te arrastra innecesariamente. Es la Onda Encantada de la Mano, que hace que la vida sea la oportunidad perenne de aprender, de conocer en la experiencia directa cuanto pasa, de hacer que la enseñanza que te llena sea más que una lección memorizada desde un libro de auto
ayuda, o una serie de preceptos religiosos que parecen resolverlo todo, pero que pesan en la mente como una oxidada reja, que aprisiona las ideas y que no deja que haya hechos, que haya obras, experiencias permanentes, que de hacerlas, de vivirlas, de tocarlas, son de veras y se hacen sabiduría para siempre. Tal vez exista mucho la tendencia de esperar que vengan los iluminados maestros, para traer la sabiduría máxima, y que haya que adquirirla en libros empastados de lomos de oro , cuando en realidad se trata solo de la vida, de notar que es lo que trae una experiencia cualquiera, un hecho minúsculo, un gesto, un temporal, una catástrofe, el nacimiento de un hijo, la espera que adormece y enfría, la palabra que se dice y la que se guarda para siempre, saber reconocer en la experiencia la más grande de todas las inmensas bibliotecas del cielo, saber reconocer en la experiencia que se puede conocer mucho más que cientos de años repensando como fue que lo hice.

Y así esta mano que realiza, esta mano que conoce, así también la mano que sana, porque siempre hay una mano en la mitad de un gesto, que nos salva de caer en el abismo, porque siempre hay una mano que se posa en la rodilla herida cuando alguna vez caíste, porque siempre hay una mano que se estrecha a la nuestra cuando alguien se pierde o que acaricia los cabellos cuando una pena muerde, porque siempre hay una mano que se extiende par a arrancarte de las telas que aprisionan las libertades propias, porque siempre hay una mano que podrá traerte desde el cielo la energía que calme, limpie, desbloquee y alargue la paz que tantas veces se pierde, porque siempre hay una mano para darla, para que tomada de otra mano haga que la vida sea verde, porque siempre hay una mano que podremos darnos. Entonces no podríamos dejar de convencernos que éste es el tiempo necesario, para hacer de nuestras manos la
herramienta que abra, que guarde, que invente, que amase, que se hunda en la humedad de la tierra fértil y que acune la semilla que aguarda y que abone y que riegue y que al primer brote haga una sombra, agregue una guía, proteja, pode y cuide, hasta que un día tome de los frutos, aquellos suficientes para sí y para prodigarlos al mundo y que luego acaricie la frente secándose el cansancio tibio de una vida fértil, de una mano nido, firme, escultora, herramienta, tierna y extensión del corazón de cada uno y de todo el planeta.

Extraído de
legadoMaya.


Mírenlo. Él es el que me pone en marcha cada día. Pienso disfrutar de su estadía.

14 comentarios:

Outsider dijo...

Que inmenso está... ¿y nos vas a privar del placer de ver como crece, ajeno a las desgracias del mundo?

Parece que últimamente solo veo sitios que cierran, la crisis está siendo peor de lo que creía...

Hace un rato escribía que tu tambien tenías un exceso de sensibilidad que salía de lo que simplemente se podía leer en un blog, espero que puedas dedicarte a esa risa inocente de tu nieto y que no te encierres de nuevo en la burbuja.

En cualquier caso, como se que te gusta, hagas lo que hagas piensa que mis mejores pensamientos estarán allí donde los necesites.

leticia dijo...

Sé que tus pensamientos estarán cerca. Además, como dije, no se librarán tan facilmente de mí.
A mi nieto y su inocente crecimiento lo pueden seguir como siempre, desde Tiziano y Tiziano II.
Quiero disfrutar, y voy a disfrutar, no te quepa duda.
No creas que fue fácil despedirme; he llorado mucho mientras preparaba el post.
Te quiero mucho. Gracias por haber estado siempre.

jordi dijo...

Gracias por averme dado la oportunidad de conocerte un poco y por tu musica. Te tendre en mi mente y corazon. Besote

Padme dijo...

Gracias por acordarte de mi. Parece que entre nosotras las cosas se torcieron tontamente sin que fuera para nada mi intención.

De cualquier forma, te deseo lo mejor. Tienes mucha fuerza y sabrás aprovecharla para todo aquello que quieras hacer.

Me hubiera gustado de cualquier forma haber leído ese correo que no me llegó nunca.

Besos. Sé muy feliz.

leticia dijo...

Jordi, la oportunidad fue compartida. Yo también aprendí muchas cosas de vos y del mundo. Ya una vez te dije que entrar en tu blog era como tomar tu mano y dejarme llevar por lugares que no sé si llegaré a conocer algún día (tal vez en otra vida). Además te debo lo de Lost...
Un beso enorme, y a tus gatitos también.
Y si alguna vez andás por Argentina, me gustaría conocerte personalmente.

leticia dijo...

Padme, gracias por venir. Las dos sabemos que nos
enojamos "tontamente", pero estoy segura que algo teníamos que aprender con eso. A vos también parece que el hecho de renacer en el amanecer del lado oscuro, te fortaleció. Me alegra de veras. El mail ya fue, o no fue, simplemente no debía ser, no era el momento. Pero todo bien. Agradezco los momentos buenos que compartimos. Un gran beso y a disfrutar de la vida!

LILIANA G. dijo...

HOLA LETY
UFFFF ME DA UNA PENA TERRIBLE QUE NO SIGAS CON TU BLOG, Y DE MAS ESTÁ DECIRTE QUE ME HICISTE LLENAR MIS OJOS DE LAGRIMAS AL VER QUE ME NOMBRAS ENTRE TUS AMIGAS, GRACIAS DE CORAZON!!!! ME LLEGASTE DESDE UN COMIENZO, SIEMPRE ME IMPORTO SABER COMO ESTABAS,BUENO SI ES COMO DECIS QUE TE TRAE PROBLEMAS NO HAY DUDAS QUE DEBES CORTARLO.
ME ALEGRO SABER QUE TU HIJA Y QUE ESTA HERMOSURA ESTARAN A TU LADO, ME IMAGINO QUE TE VA A CAMBIAR LA VIDA TENERLO CERCA, Y TUS ESTUDIOS SEGUIRAN DE LO MEJOR .
TE DESEO LO MEJOR DEL MUNDO SOS UNA ROMANTICA INCORREGIBLE, SEO CREO NO LOCAMBIARAS NUNCA, Y NO ESTA MAL.
DESEO SEGUIR EN CONTACTO CONTIGO, ASI SI NOS MANDAMOS MAILS ESTARIA BUENO.
ESPERO QUE ADEMAS SIGAS ENTRANDO EN MI BLOG.
BUENO CORTO LA CHARLAY TE DESEO LO MEJOR Y QUE ENCUENTRES LA FELICIDAD.
UN BESO GRANDOTE

leticia dijo...

Liliana, un gusto enorme haberte conocido, a vos y a ese arte de fotografiar cosas bellas.
Sé que siempre te preocupaste por mí, y seguiremos manteniendo contacto, también por mail.
No desapareceré, sólo tomaré distancia de lo que me hace tanto daño.
Un fuerte abrazo y un gran beso.

Javier Caballero dijo...

Las despedidas para mi son duras. Se que son algo inevitable, además leyendo tú post se que es una decisión acertada. También se que de alguna forma ya dejaste huella en mi vida, en mi forma de ser y pensar, por lo que no puedo estar triste, sino todo lo contrario.
De todas formas echaré de menos a Bruno, tú Bruno, y a tantos otros que nos has ido mostrando. Ahora conocemos un poco mas a Tilie, a esa entrañable y sensible maestra que lo que mas me ha transmitido siempre ha sido calma.
Yo que soy un inocentón siempre he sido de la creencia (que tonteria fijate) que las personas somos mas sinceras cuando escribimos porque no damos la cara y tú siempre escribiste con el corazón, a veces roto, a veces abierto, a veces... pero siempre con él.
Mientras escribo esto miro la fotografia de tú nieto, madre mia como crecen... son los seres mas puros ojalá pudiesemos aprender de ellos y mantener esa expresividad y alegria que se le ven reflejadas en sus ojos.
Siento haber tardado tanto en despedirme pero como dije al principio, es algo que no me gusta, parece como si se rompiese algo, espero que eso no sea en está ocasión así.
En mi blog me dabas gracias, de verdad no hay de que, soy yo el que debe agradecerte a ti el haberme descubierto tantas cosas, el códico html, con el que juego actualmente, música maravillosa y muchas otras cosas. Pero sobre todo agradecerte haberme acompañado durante estos meses.
Acabo deseandote lo mejor y con el mayor de los abrazos.
UFF... ves, bueno no ves pero espero sientas que para mi ha sido doloroso decir adios, aunque sea probable nuestro reencuentro, debe ser que estoy marcado por la serie de televisión Marco...

Lo dicho, un MILLON DE BESOS.

leticia dijo...

Hola mi querido Javi (siempre Caballero).
Sé de sobra que te costó despedirte. Algo ya te conozco. Solemos creer, en general, los que no nos destacamos en alguna actividad particular, que no trascendemos, que nada queda de nosotros ni en la gente, ni en el mundo. Leer hoy eso de que dejé una huella en tu vida, me hace pensar que no transitamos en vano por aquí.
¿Calma? Me alegra habértela trasmitido.
¿Maestra? Todos Javi, toditos los que hacemos esto, nos enseñamos algo, y por supuesto, dejamos el corazón en cada post, aún los que más se resisten, porque el mostrarlo o no, no es algo que podamos manejar a voluntad.
Pero te digo a vos (y a todos), que esto no es una despedida. Yo seguiré estando allí, en mi otro rincón, menos íntimo, menos jugado, pero que también es reflejo de mis sentimientos. Ese mismo rincón en el cuál me abriste las puertas de tu casa y de las casas de tus amigos, que pasaron a ser algo míos, también.
Allí estarán mi Bruno, mi Rapha, y todo el séquito de ídolos que me han acompañado siempre.
Subiré temas sueltos al modo de VIDEORECUERDOS. Lo que surja, lo que me guste. Habrá algunas innovaciones, ya verás.
Siempre te dije que se te notaba un ser muy bondadoso y sensible, y ¿ves?, creo que conservás algo de esa alegría tan particular, que mencionabas, de los niños. Tu familia es muy afortunada de tenerte cerca.
Te quiero y te respeto muchísimo.
Nos estamos viendo, Javi.
Un rebeso.

mariajose dijo...

ehhh! chiquilla, yo ya sabes que voy y vengo a los blog....
bueno pues te deseo lo mejor, eres una tia cojonuda y te lo mereces...
bueno espero ... bueno no sé... espero que te acuerdes de nosotros y nos dejes de vez en cuando algún comentario.
haces muy bien, al poner punto y final a las cosas del pasado.
siempre hay que recordarlas con amor, nunca vivir de ellas... aunque fuera lo mejor...
un beso muy fuerte

leticia dijo...

Gracias muchachita. Vos también me colgaste una sonrisa en algunos días bastante grises que me tocaron vivir.
Por supuesto que no dejaé de visitarlos, tal vez con menos frecuencia, pero con el mismo entusiasmo de siempre.
Muchos besitos muy especiales para vos.

Cris dijo...

Y bueno, me toco ser el 13, jua,jua,jua, justo en este momento de mi vida. La cosa es que me puse a pensar en esto del final, y no me lo creo. Cuando quedaron huellas, memorias, ensenanzas y hasta pedacitos de vida compartidos en comentarios y respuestas, no se puede hablar de un final como una cosa acabada y tirada al olvido, sino de un crecimiento que dara lugar a lo nuevo, quiza con una forma de expresion distinta, y que seguramente veremos en Tu Musica. Ademas la valentia y la sinceridad de tu expresion en temas externos e internos te gano un monton de amigos, que no estan dispuestos a dejarte de ninguna manera.Y a proposito, fue perfecta tu eleccion para 'el final' de un tema 'viejo' como el de Cortez, para pasar a lo 'nuevo' (tan bien representado por Tiziano, que es un Sol)
En cuanto a mi, gracias por tus buenos recuerdos, por todas tus dedicatorias y por tanto, tanto afecto. Ya sabes cuanto te quiero sobri, y otro chin chin, por lo nunca olvidado y por lo nuevo!

leticia dijo...

El final se refiere a este blog, por causas ajenas a mi voluntad, ya que si no lo terminaba, nunca tendría esa paz interna que vengo necesitando. Lo de mi vida si, estoy de acuerdo, es una transformación, como un renacer. De todos modos estoy trabajando en Mi Música para hacerle unos retoques y agregar un par de secciones.
En cuanto a nuestros sentimientos, esos no terminarán jamás!... Chin, chin tía querida.