miércoles, 19 de agosto de 2009

No fue fácil. Me llevó un año de preparación mental, con mucha meditación y afirmaciones, y hasta ejercicios respiratorios. Muchos intentos fallidos. Pero también fue uno de los años más maravillosos de mi vida, y yo estaba feliz, radiante..., y eso me ayudó un montón.
Era sábado, volvía del trabajo a la pensión dónde vivía (en esa época todavía laburaba los sábados). Me fijé si tenía. Me quedaba el último, y me mandé a comprar. Mientras esperaba pensé en que mi hija no volvía hasta el martes (era un finde largo). Calculé si tenía todo lo necesario para comer, me aprovisioné con 5 chupetines, y me fui sin comprar. La idea, encerrarme todo el finde. Los chupetines, por si me agarraba el ataque, ya que por la noche miraba el "Bailando con las estrellas" de la RAI, y eran muchas horas en la cama, sin nada para hacer.
Llegué a la habitación, me cambié, prendí la compu (no tenía internet), me preparé un café, me senté, y me prendí el último pucho, dispuesta a disfrutarlo cual ceremonia del té en Japón. Buena música, un sorbo de café, una pitada... Muchas dudas, muchos miedos, muchas preguntas, pero también muchas ganas de dejarlo. ¿Chupetines? Uno solo en todo el finde.

Por eso, para mí, el 19 de agosto, es día de celebración. Hoy se cumplen 3 años.

Y para celebrar, algo que me guste, por supuesto. Un video de Bruno, que se me pasó por alto. Una entrevista en París, dónde la ¿periodista?, ¿conductora?, le va haciendo preguntas que él debe responder con canciones. No estoy en condiciones todavía de entender que le preguntaba (me cuesta porque hablan rápido), a pesar de que mi nota promedio final del exámen de francés, que me entregaron hoy, fue de 92,50.
Todas las canciones me gustan y tienen que ver conmigo. Lo que me mató, fue cuando cantó el pedacito de Still Loving You.

2 comentarios:

Outsider dijo...

Tres años... ¿sin fumar?... ¿que son los chupetines?

leticia dijo...

Tres años... Caramelos con palito.