jueves, 24 de junio de 2010

Hoy también, 24 de junio de 2010, se cumplen 10 años de la muerte de Rodrigo "el potro".
Nunca me ha gustado mucho la cumbia (salvo raras excepciones), y tampoco conocía mucho el cuarteto, ritmo bailantero oriundo de Córdoba. Al principio fui una ferviente detractora de Rodrigo. Solía enojarme cuando leía en las portadas de los cds o en las promos de sus actuaciones, la frase "música es cultura".
Hasta que lo fui entendiendo: no sólo es cultura lo refinado, cuidado y estudiado... También lo es lo popular, y eso exactamente representaba Rodrigo, la cultura de parte de un pueblo, una parte que yo desconocía o ignoraba, como muchos, en mi país.
Terminé llorándolo cuando se fue, porque se truncó su vida y un sueño en pleno cumplimiento, como el sueño de muchos seguidores que anhelaban ser como él.
Tuvimos la sensación de haber sido despojados de algo.


No hay comentarios.: